Liderar personas y equipos hacia los objetivos acordados

Blog

Liderar personas y equipos hacia los objetivos acordados

Esta semana Scrum.org anunció un nuevo curso basado en habilidades que se enfoca en la facilitación. 

Se llama Professional Scrum Facilitation Skills (PSFS) y proporciona una experiencia de aprendizaje práctica centrada en el desarrollo de habilidades de facilitación y la mentalidad para aplicarlas para liderar personas y equipos.

Pero, ¿Facilitación? ¿Eso es para mi? Vamos a analizarlo según el articulo original de Scrum.org

Facilitación gráfica como referencia para comunicar y colaborar

¿Qué es la facilitación?

La facilitación se puede utilizar para guiar a las personas hacia los objetivos acordados de una manera que fomente la participación, la apropiación y la creatividad de todos los involucrados. 

Una sesión bien facilitada puede desbloquear la inteligencia colectiva y desempeñar un papel importante al brindar oportunidades para que las personas progresen y tengan éxito. 

Una buena facilitación permite la transparencia y la colaboración, crea sinergia y conduce al logro de un objetivo colectivo.

Un facilitador juega un papel importante en ayudar a las personas a comprender y lograr sus metas y objetivos compartidos.

 Lo hacen sin dejar de ser neutrales e imparciales cuando hablamos de liderar personas y equipos.

Los facilitadores permiten un entorno útil y participativo en el que las personas se sienten seguras para participar, aprender y colaborar. 

Animan a las personas a explorar diferentes perspectivas, aprovechar la diversidad y aprovechar la sabiduría colectiva.

Principios de facilitación

Los Valores Scrum están en el corazón de un equipo de Profesional Scrum, guiándolos en su trabajo, acciones y comportamiento. 

Complementarios a los valores de Scrum son los principios de facilitación de participación, salud, transparencia, proceso y propósito. 

Recurrir a estos principios básicos puede ayudar a los facilitadores a trabajar con equipos para lograr objetivos de forma colaborativa en diferentes situaciones. 

Estos principios también pueden ayudar a los facilitadores a decidir qué habilidades y técnicas de facilitación pueden ser apropiadas y útiles. 

Esto es cierto no solo cuando se crea un ambiente energético donde el equipo está comprometido y enfocado en lograr el objetivo en conjunto, sino también cuando las interacciones no salen como se esperaba.

  • Participativo: el núcleo de una facilitación eficaz es la plena participación y compromiso, lo que permite compartir la responsabilidad en un equipo.
  • Saludable: un entorno seguro significa crear un espacio saludable donde las personas se sientan seguras para plantear diferencias e incluso perspectivas conflictivas mientras aprenden respetuosamente unos de otros.
  • Transparencia: la transparencia solo existe cuando hay un entendimiento compartido
  • Proceso: la facilitación debe permitir que un equipo progrese hacia el objetivo deseado de la interacción de una manera colaborativa, inclusiva y que aproveche diversas perspectivas.
  • Propósito: las sesiones bien facilitadas deben tener un objetivo claro con el que todos estén alineados y trabajen para lograrlo.
Como se disponen los elementos de la sala es básico para el éxito

Habilidades y características de un facilitador

Los facilitadores pueden provenir de muchos orígenes y tener diferentes niveles de experiencia. Sin embargo, los grandes facilitadores demuestran las siguientes habilidades y características para liderar personas y equipos:

  • Escucha activa: un facilitador tiene la capacidad de escuchar activamente y concentrarse completamente en lo que se dice y lo que no se dice. Predican con el ejemplo, inspirando a los participantes a expresarse plenamente y escuchar activamente cuando otros hablan.
  • Fomentar la curiosidad: un facilitador fomenta la curiosidad y los diferentes puntos de vista. Tienen la habilidad de hacer preguntas poderosas, a menudo abiertas, para estimular la reflexión y el debate.
  • Resolución de problemas: un facilitador tiene la habilidad de aplicar técnicas de resolución de problemas en grupo. Pueden ayudar a un grupo a definir un problema, reformularlo como una declaración clara del problema y alentar al grupo a considerar una variedad de soluciones al problema.
  • Resolución de conflictos: un facilitador reconoce que el conflicto entre los miembros del grupo es natural y, siempre que se exprese de manera adecuada, no es necesario suprimirlo. El conflicto debe esperarse y tratarse de manera constructiva y respetuosa.
  • Uso de un estilo participativo: un facilitador alienta a todos los participantes a participar activamente y contribuir en actividades y debates, según sus niveles de comodidad individuales. Esto incluye crear una atmósfera segura y cómoda, en la que los miembros del grupo estén dispuestos a compartir sus pensamientos e ideas.
  • Fomentar la apertura: un facilitador anima al grupo a estar abierto a las ideas, sugerencias y perspectivas de otras personas.
  • Empatizar y mostrar compasión: un facilitador es comprensivo, consciente y respetuoso de los sentimientos, perspectivas o acciones de los demás.
  • Demostración de liderazgo: un facilitador dirige a un grupo de personas para alcanzar sus metas y objetivos colectivos.
  • Creación de consenso: un facilitador tiene la habilidad de ayudar a los grupos a lograr un acuerdo general.
  • Administrar el tiempo de manera efectiva: un facilitador mantiene las cosas en curso mientras permite flexibilidad. Se enfocan en lograr el resultado dentro de un marco de tiempo en lugar de una agenda estricta. La gestión del tiempo demasiado restrictiva puede sofocar las conversaciones y la reflexión buenas y con propósito, mientras que la falta de gestión del tiempo puede limitar el enfoque y el progreso.
  • Establecimiento de objetivos: un facilitador comunica el propósito de una reunión de manera clara y concisa. Esto se puede hacer estableciendo un objetivo general fuerte (a menudo realizado en colaboración con el equipo) en lugar de centrarse en una agenda estricta.
  • Comunicarse adecuadamente: un facilitador se comunica de manera efectiva, utilizando un lenguaje claro y conciso.
  • Ser organizado: la facilitación no comienza ni termina con el acto de facilitar a un grupo de personas. Incluye la preparación y seguimiento de las decisiones tomadas.

Conclusión

La facilitación es una habilidad básica para liderar personas y equipos que tienen que adquirir Scrum Master y Agile Coaches para por consolidar principios y valores tanto de Scrum como de la agilidad de negocio.

WhatsApp chat